21 de diciembre de 2006

Después del Vuelo



Hermosa vista al mercado, brisa marina invadía nuestros pulmones, nos vinimos volando desde Santiago a este Valparaíso soñado, catorce aves como una sola bandada agitaron sus alas en pos de la función. El público asistió, nos acompañó y disfrutó, funciones con sangre y pasión, abriendo espacios, generando discusión. Revivimos a Poe, interpretamos a Franz ante un centenar de asistentes. Agradecemos a nuestras amigas Bárbara, Jaure y a Klaus, documentalista oficial.

2 comentarios:

Aire... dijo...

Gracias a ustedes...

Nicolás dijo...

Tres Pájaros de un Tiro, Cuervo, Buitre y Cóndor..bus que nos permitió llegar y devolvernos, gracias.